Inicio Servicios Tratamientos para la madera Tratamiento contra termitas

Tratamiento contra termitas

Determinación de la profundidad, gravedad, y localización del ataque.
Comprobación de la estabilidad de las piezas atacadas.
Eliminación de las partes de madera degradadas que hayan perdido totalmente su capacidad mecánica.
Limpiado si es preciso de las partes atacadas.
Sustitución de la madera eliminada, con madera sana tratada previamente o con mortero de resina epoxi y varillas de fibra de vidrio.
Apertura del poro de la madera en el caso de estar cubierta su superficie con capas de pinturas, barnices, etc., dejándola limpia.
Inyección por el sistema de taladro a presión, con ayuda de válvulas unidireccionales (inyectores), con insecticida de tipo oleoso o al agua apropiado.
Pulverización intensa y repetida de toda la superficie exterior de la madera.
Formación de barreras aislantes en los muros y suelos, si es preciso, por el sistema de taladros múltiples e inyección de termiticida apropiado.


Sistema de cebos antitermíticos

En su afán de estar al día en la investigación llevada a cabo en todo el mundo sobre tratamientos antitermíticos, PROMAX dispone del sistema de cebos antiquitínicos, que es un novedoso método, totalmente ecológico, para luchar contra las termitas.

El sistema, basado en un insecticida de última generación, impide el desarrollo de estos insectos mediante la inhibición de la muda del exoesqueleto.

Este insecticida es consumido por las termitas obreras, que se encargan de transportarlo al seno de la colonia, y a causa de los constantes intercambios de alimentos entre los distintos miembros de la colonia, es difundido a la totalidad del termitero. Así, los elementos que hayan ingerido la suficiente cantidad de insecticida, morirán en el momento de producirse la muda de su exoesqueleto. Poco a poco, la población de termitas obreras desaparece, lo que supondrá la eliminación teórica de la colonia, puesto que no tendrán quien la alimente.

El sistema consta de tres etapas:

  • Inspección - instalación, cuyo fin es localizar los puntos de ataque de las termitas y entrar en contacto con la colonia, instalando unas estaciones de control, bien en el suelo, o bien en los puntos que aparecen dañados por estos insectos.
  • Control de la colonia, para lo que, una vez contactadas las termitas, se colocarán unos cebos, a base de celulosa impregnada con un producto antiquitínico. Estos cebos se remplazarán periódicamente hasta la eliminación completa de la colonia.
  • Mantenimiento - vigilancia, ya que debido al comportamiento típicamente explorador de las termitas, la eliminación tiene que estar seguida, obligatoriamente, por un período de mantenimiento – vigilancia.




Acciones de Documento