Inicio Servicios Tratamientos para la madera Tratamiento de mobiliario y obras de arte. Gaseado

Tratamiento de mobiliario y obras de arte. Gaseado

Durante muchos años, la problemática del tratamiento antixilófagos (carcoma, termitas, etc.,) en muebles de gran valor artístico e histórico, en esculturas de madera policromada o dorada, en libros o en cualquier otro elemento de madera, se ha venido solucionando en cámara de gas.

En dichas cámaras se utilizaban gases altamente tóxicos, con los correspondientes problemas de desabsorción de los mismos desde la madera y los peligros que representaban para todos los seres vivos que estuviesen en sus proximidades, aparte de la problemática que estos gases tienen desde el punto de vista ecológico.

Hoy, PROMAX ha desarrollado un sistema de gaseado en el que no se utilizan esos gases tan peligrosos, sino gases totalmente inertes, que no presentan ningún tipo de peligro, y son totalmente respetuosos con el medio ambiente.

Estos gases no son tóxicos, no pueden explotar, no atacan a las policromías ni dorados de esculturas o muebles, y son totalmente respetuosos con el medio ambiente, ya que no envían a la atmósfera ningún elemento contaminante.

PROMAX estudia previamente la problemática en cada caso particular, para conseguir las características óptimas en cada trabajo.

PROMAX dispone de una burbuja de fumigación portátil, con unas dimensiones flexibles, variable en cuanto a forma, volumen y necesidades, en la que se pueden utilizar varios tipos de gases inertes, y en la que se introducen los elementos a tratar.

El proceso se inicia con la realización de un vacío para, a continuación, insuflar el gas inerte, controlando en todo momento la humedad relativa y la temperatura, hasta llegar a concentraciones de 99,95% del gas utilizado.

Con este sistema se consigue que el gas se difunda por la membrana celular del cualquier fase del insecto, produciendo su muerte y, por tanto, el control absoluto de todo forma viviente que se encuentre en el interior del objeto fumigado.

La apertura de la burbuja de fumigación portátil no conlleva ningún peligro ni para las personas, ni para los animales o plantas, ni para el medio ambiente.

Acciones de Documento